“El feminicidio es el genocidio más antiguo que la humanidad conoce”

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de la Mujer, tres mujeres analizan la situación de América Latina en torno a la violencia de género y la corrupción.

Mercedes de Freitas, Jineth Bedoya y Mercedes Hernández impartieron cada una de ellas una charla T+.

CONTENIDOS PARA PRENSA:
(Todos los contenidos pueden ser utilizados manteniendo el copy 'Casa de América').

      - Acceso a fotografías del acto.
      - Acceso a vídeo del acto. 

Madrid. 26 de noviembre de 2019.

Casa de América acogió el lunes 25 de noviembre, una nueva sesión del ciclo T+ que contó con tres charlas sobre violencia de género y corrupción, con el motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de la Mujer. Estas conferencias fueron impartidas por tres mujeres especialistas en estas materias: Mercedes de Freitas, fundadora y directora ejecutiva de Transparencia Venezuela; Jineth Bedoya, subdirectora de El Tiempo de Colombia e iniciadora de la campaña No es hora de callar; y Mercedes Hernández, directora de la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG.  

La primera intervención estuvo a cargo de Mercedes Hernández, que abordó el tema del Feminicidio: de la necropolítica a la lucha contra la impunidad. Hernández argumentó cómo el feminicidio es la unión de tres lógicas del poder: el patriarcal, el colonial y el neoliberal. "El genocidio más antiguo que la humanidad conoce es el feminicidio", recalcó. Apuntó algunas cifras impactantes: más de 11.000 mujeres han sido asesinadas entre 2000 y 2009, y más de 100.000 mujeres han sido violadas durante los conflictos armados. Asimismo, sostuvo que los Estados dejan fuera de la protección a las mujeres cuando están llamados a protegerlas. "Las mujeres hemos sido históricamente las olvidadas en los crímenes de la humanidad", afirmó. Terminó su charla pidiendo que los feminicidios se consideren crímenes internacionales y que se luche por un feminismo interseccional que hable de las luchas históricas de las mujeres. 

Por su parte, Mercedes de Freitas profundizó sobre la falta de una justicia efectiva y la extorsión sexual, ya que la mujer no tiene ningún mecanismo para hacer frente a la violencia que padece. De igual modo, habló de la relación entre pobreza y ser mujer e incluso cómo en las fronteras se dan miles de delitos que se pasan por alto como la trata. Por último, pidió visibilizar el problema en Venezuela, incorporar en los programas anticorrupción la perspectiva de género y generar todas las capacidades en las instituciones de cara a parar este crimen. 

La última charla fue de la mano de Jineth Bedoya, que con un discurso activista habló sobre la falta de derechos humanos de las mujeres, del poco trato a las víctimas y cómo ella ha sido una de ellas. "Hoy 25 de noviembre tenemos que levantar la voz por todas las mujeres sometidas a la explotación sexual y a la violencia", manifestó. Bedoya fue víctima de secuestro, tortura y violación sexual por parte de paramilitares cuando realizaba un reportaje en una cárcel a las afueras de Bogotá. A través de su testimonio en primera persona, contó cómo las autoridades en Colombia no ayudan a las mujeres y cómo son incapaces de ayudar a las víctimas a "volver a levantar la cara, volver a pensar en tener una relación con alguien o volver a amar". Sobre la no existencia de cifras reales de mujeres violentadas subrayó que "en América Latina han pisoteado nuestra dignidad, somos la región del mundo que más violenta a las mujeres".

Para más información, puedes escribir a [email protected]