cine

5 de Diciembre

El despertar de las hormigas

Antonella Sudasassi

72157709571693587

Proyección de El despertar de las hormigas, de la directora Antonella Sudasassi, dentro de la programación especial de diciembre 'Si te la perdiste... 'Tienes una segunda oportunidad'.

Costa Rica-España, 2019 / 94’ (+12).

Dirección: Antonella Sudasassi Furniss.
Intérpretes principales: Daniella Valenciano, Leynar Gómez, Isabella Moscoso, Avril Alpízar, Adriana Álvarez, Carolina Fernández, Katia Arce.
Sinopsis: Isabel es buena madre, buena esposa, buena nuera. Cuando su familia política la presiona para tener otro hijo, “el varón”, una serie de revelaciones le llevan a enfrentarse consigo misma, su entorno y su familia.

Fecha: jueves 5 de diciembre de 2019. 
Hora: 19.00.
Lugar: cine Casa de América. Sala Iberia.

Iberia

 

 

 

Aforo: 90 localidades.
Entradas:
General: 3,5 euros.
Entradas con descuentos:
1 € Desempleados. 
Imprescindible presentar acreditación.
Taquilla: En el Punto de Información (Plaza de Cibeles s/n). De lunes a viernes de 11.30 a 14.30, y de 16.30 a 19.30. Sábados de 18.30 a 19.30.
Venta anticipada exclusivamente de lunes a viernes.
Se acepta el pago con tarjeta, para compras superiores a 7,99€.

Casa de América

 

Dirección: Antonella Sudasassi Furniss.
Producción: Betta Films (Costa Rica).
Coproducción: Solita Films (España).
Productora: Amaya Izquierdo.
Coproductor: José Esteban Alenda.
Productores ejecutivos: Amaya Izquierdo, Jose Esteban Alenda.
Guion: Antonella Sudasassi Furniss.
Fotografía: Andrés Campos.
Dirección de arte: Laura Castillo.
Montaje: Raúl de Torres.
Sonido: Stefano Zolla, Abraham Arce.
Música original: Sergio de la Puente.
Intérpretes principales: Daniella Valenciano, Leynar Gómez, Isabella Moscoso, Avril Alpízar, Adriana Álvarez, Carolina Fernández, Katia Arce.

Antonella Sudasassi Furniss (San José, Costa Rica, 1986)

Directora y guionista.

Licenciada en Comunicación por la Universidad de Costa Rica.

Durante su desarrollo profesional mostró inclinación por las artes visuales. En 2015 comienza el desarrollo de su ópera prima de ficción, El despertar de las hormigas, que busca explorar la sexualidad en las etapas vitales de la mujer.

En 2016 estrena La niñez,cortometraje que surge del proyecto, seleccionado por numerosos e importantes festivales intrenacionales. En 2019 concluye El despertar de las hormigas, estreno mundial en el Festival de Berlín (Forum), selección oficial en el Festival de Málaga Cine en Español, y distinguido con el Premio del Jurado en el Festival Internacional de Seattle, Estados Unidos, 2019.

Nota de la directora

“Nada podría ser más peligroso y delicado que un hormiguero”.
Rober Calasso, 1998.

Vengo de una familia de mujeres fuertes, centros de familia. Por un lado mi abuela paterna, jefa de hogar, crió a sus siete hijos sola; mi abuela materna con once hijos y mi madre por su cuenta con cinco. Todos mis recuerdos sobre el amor giran alrededor de situaciones o conversaciones con mi mamá, mis hermanas, mis tías, mis abuelas. De ellas aprendí a amar. Ellas sin saberlo me enseñaron que el amor debía ser incondicional, complaciente, me enseñaron a estar a disposición de los demás, a amar de forma “maternal”.

Pocas veces entendemos el machismo desde el amor. Y pocas veces lo asociamos al lado más femenino que creemos tener. El amor materno muchas veces es machista, y estos patrones que aprendemos sin darnos cuenta los repetimos en las distintas esferas de nuestras vidas. Aprender a amar es un acto político.

Con El despertar de las hormigas quise reflexionar sobre esas pequeñas acciones que día a día nos van enseñando a complacer, servir, atender, estar casadas, ser madres, ser para los demás; enseñanzas y exigencias heredadas que no surgen de la mala intención, sino de la costumbre. Quería contar una historia que retratara ese amor maternal idealizado y machista que nos hace desvelarnos por los demás y nos lleva a olvidarnos de nosotras mismas. Isabel es una mujer sencilla, nunca se cuestionó qué quería. Toda su feminidad, sexualidad y realización personal han pasado por las exigencias ajenas que, sin pensarlo mucho, asumió como propias. La vida la encontró a sus treinta años casada con dos hijas, con un marido de una familia grande que le plantea muy claramente lo que esperan de ella. Isabel comienza a dudar. Y de esa duda surge una gran y silenciosa revolución.

En plena tercera ola del feminismo, en un contexto de gran movilización, donde mujeres de todo el mundo gritan al unísono #NiUnaMenos y #MeToo, con El despertar de las hormigas busco explorar aquellas violencias no dichas, lasque se silencian, las que se guardan en casa. El abuso y los micromachismos se enseñan a puerta cerrada a través de las pequeñas cosas. Tenemos la responsabilidad de romper el silencio, abandonar la costumbre y reeducar en el amor a nuestros hijos e hijas. Esta es la verdadera revolución.

La película representa para mí los miedos e inseguridades de descubrirse como mujer en un mundo cambiante, que a ratos te da atisbos permisivos, te deja creer que puedes decidir, pero que constantemente te tienta con la costumbre.

Seguimos siendo infinitamente conservadores. Isabel –así como yo- entiende que tiene que dejar de simplemente ser y decidir quién quiere ser. Me encantaría que conozcan a Isabel y la acompañen en su viaje de descubrimiento y replanteamiento de su identidad, en su proceso profundo de resistencia social y hermosa transformación.

La historia de Isabel de El despertar de las hormigas está inmersa en un proyecto transmedia que explora qué es ser mujer y reflexiona sobre la sexualidad en las diferentes etapas de la vida: niñez, juventud y adultez. El proyecto es interdisciplinar y colaborativo, e invita a artistas de todo el mundo a crear un mosaico colectivo de experiencias honestas sobre feminidad y sexualidad para desmitificar el tema y provocar una ruptura con la violencia inherente a los roles tradicionales de género.

En Costa Rica hasta hace poco no habían programas de educación sexual, y desde que se empezaron a implementar los programas del Ministerio de Educación Pública en las aulas de las escuelas y colegios públicos del país, ha surgido un grupo de padres que bajo el lema “a mis hijos los educo yo” perpetúan de forma muy desafortunada los mitos alrededor de la sexualidad. Es claro que la falta de discusión sobre el tema resulta en altas tasas de embarazo adolescente, abortos ilegales, violencia sexual, así como frustración e insatisfacción. Este panorama se repite en muchos otros países latinoamericanos.

Aprender sobre sexualidad sana, donde la mujer pueda ejercer el derecho a decidir sobre su cuerpo y comprender la responsabilidad que tenemos las mujeres con nuestro placer y satisfacción, también es un acto político.

La crítica ha dicho

“Cine de gestos, silencios y miradas (…) Rasgos del cine de Lucrecia Martel y Naomi Kawase”. El Antepenúltimo Mohicano
 
El despertar de las hormigas es una pieza narrativa de exquisitas maneras donde nada se resuelve con trazo grueso”. Málaga Hoy.
 
“Todo un descubrimiento (…). Un filme sobre la llamada de la propia naturaleza femenina cuando ésta se ve en peligro de ser mutada a algo incondicionalmente opuesto a necesidades sociales y personales”. La Opinión de Málaga.

“La mirada de Sudasassi es cálida y captura momentos de gran humanidad mientras desentraña el evidente desequilibrio de poder entre hombres y mujeres a través del retrato de la pareja (…)”. Cine Maldito. 
 
“(…) aunque puede parecer que el entorno rural costarricense habla sólo de un conjunto único de experiencias, Sudasassi logra una visión que resonará con el público de todo el mundo”. The Upcoming.
 
“Explora los sentimientos que desarrolla la madre (Daniella Valenciano), sus nuevas perspectivas sobre su feminidad y sexualidad, y el insospechado micro-machismo que la rodea”. Variety