cine

Del 19 al 29 de Febrero del 2020

El cuento de las comadrejas

Juan José Campanella

72157712966436147

Proyección de la película El cuento de las comadrejas, del director Juan José Campanella.

Argentina-España, 2019 / 129’ (+12).

Director: Juan José Campanella.
Intérpretes principales:  Graciela Borges, Oscar Martínez, Luis Brandoni, Marcos Mundstock, Clara Lago, Nicolás Francella.
Sinopsis: El cuento de las comadrejas es una entretenida comedia negra que retrata a la sociedad a través de los ojos de una gran actriz de la época dorada del cine, un actor en el ocaso de su vida, un guionista cinematográfico frustrado y un viejo director que conviven hace años entre risas y sarcasmos recordando los buenos tiempos que pasaron cuando el éxito estaba de su parte. Son cínicos, tramposos, perversos, adorables y están dispuestos a hacer lo imposible por conservar el mundo que han creado en una vieja mansión ante la llegada de dos jóvenes que pretenden arrebatarles todo por lo que han luchado durante años. (Inspirada en la película Los muchachos de antes no usaban arsénico de José Martínez Suárez y Augusto Giustozzi).

Fecha: de miércoles a sábados del 19  al 29 de febrero de 2020.
Hora: 19.30.
Lugar: cine Casa de América. Sala Iberia.

Imagen eliminada.

 

Aforo: 90 localidades.
Entradas:
General: 5 euros.
Entradas con descuentos:
2,50 € Usuarios de la tarjeta DMM.
3 € Estudiantes de cine, mayores de 65, carnet joven, empleados de Telefónica e Iberia y titulares de Iberia Plus e Iberia Singular.
1 € Desempleados. 
Imprescindible presentar acreditación.
Taquilla: En el Punto de Información (Plaza de Cibeles s/n). De lunes a viernes de 11.30 a 14.30, y de 16.30 a 19.30. Sábados de 18.30 a 19.30.
Venta anticipada exclusivamente de lunes a viernes.
Se acepta el pago con tarjeta, para compras superiores a 7,99€.

Director: Juan José Campanella.
Producción: 100 Bares, Telefe, Viacom (Argentina).
Coproducción: Tornasol Films, Canarias Cinema 01, Jempa (España).
Productores: Axel Kuschevatzky, Muriel Cabeza, Pierluigi Gazzolo.
Coproductores: Juan Estrada, Roberto Schroder (Argentina).
Coproductores: Gerardo Herrero, Mariela Besuievsky (España).
Productora ejecutiva: Muriel Cabeza.
Productores asociados: Camilo Antolini, Martino Zaidelis, Juan“JC” Acosta.
Guion: Juan José Campanella, Darren Kloomok.
Fotografía: Félix Monti (ADF).
Dirección artística: Nelson Luty.
Montaje: Juan José Campanella.
Sonido: José Luis Díaz.
Mezcla de sonido: Alfonso Raposo.
Música: Emilio Kauderer.
Intérpretes principales:Graciela Borges, Oscar Martínez, Luis Brandoni, Marcos Mundstock, Clara Lago, Nicolás Francella.

Realizada con la participación de RTVE, Movistar+ y con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA/Argentina).

Juan José Campanella (Argentina, 1975)

Director y guionista de cine y televisión de gran prestigio internacional, en la mayoría de sus trabajos se destaca por ser también productor y montajista.

Cursó estudios de cine en la Universidad de Avellaneda en Buenos Aires entre 1979 y 1983.

Comenzó su carrera artística como co-autor (junto con Fernando Castets) de las obras de teatro Off-Corrientes (1982-1983) y Como en las películas (1985-1986), de las que también fue productor ejecutivo para su puesta en escena en salas comerciales.

En 1982 realiza, en colaboración con Fernando Castets, Victoria 392, un largometraje en Super 8.

En 1988 se recibió de Master in Fine Arts en las categorías de Cine y Televisión en la Universidad de Nueva York, donde escribe, produce y dirige el trabajo de tesis The Contortionist, que obtuvo los premios al mejor director y al mejor film fantástico y ciencia ficción en el Festival de Nueva York, y el Premio Especial del Jurado en el Festival de Clermont-Ferrand.

Desarrolló parte de su carrera cinematográfica en los Estados Unidos, trabajando en series como La Ley y el orden: Unidad de víctimas especialesHouse y 30 Rock. Dirigió la primera temporada de la serie Colony, también fue productor ejecutivo en la segunda temporada.

Como director de televisión obtuvo varios premios Emmy por su trabajo en la serie antológica de HBO Lifes Stories, de la cual dirigió, entre 1992 y 1994, los episodios More Than FriendsA Child Betrayed (Emmy a la mejor dirección y dos Premios ACE de cable), Dead Drunk (Emmy a la mejor película, Premio ACE, Premio Scott Newman), No Visible BruisesPublic Law 106 (Nominación al Emmy a la mejor dirección y a la mejor película, dos Emmy, dos premios ACE, un Golden Eagle y el Premio Susan Reynolds) y More Than Friends (nominado al Emmy a la mejor película).

En 1994 fue asesor visual y creativo en la laureada miniserie de HBO America Undercover y en 1995 dirigió Stand Up, especial de la cadena de televisión CBS. Es director además de las series: 1995-1998, Remember Wenn; 1997, Paramour; 1999-2000, Strangers With Candy Upright Citizens Brigade.

Entre otros trabajos para la televisión, dirigió, produjo y escribió la miniserie Vientos de agua (2006), ganadora de cinco premios Martín Fierro. En 2012 volvió a la pantalla chica con la serie El hombre de tu vida y en 2015 se desempeñó como showrunner de guion y dirección de Entre caníbales.

Su primer largometraje de ficción, el film independiente The Boy Who Cried Bitch (El niño que gritó puta, 1991) le otorgó reconocimiento internacional y fue selección oficial en los Festivales de Valladolid (Premio al mejor actor), Scrittura e Immagine (Italia/Premio a la mejor actriz), Toronto, Chicago, Montreal y Londres, entre otros. En 1997 escribe y dirige Love Walked In, basada en la novela negra Ni el tiro del final de José Pablo Feinmann.

En Argentina realizó varios largometrajes que le merecieron numerosos premios, como El mismo amor, la misma lluvia (1999),  ganador, entre otros, de ocho premios Cóndor de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina; El hijo de la novia (2001), Luna de Avellaneda (2004), El secreto de sus ojos (2009), ganadora del premio Oscar a la Mejor película en lengua no inglesa en 2010 y Metegol (2013). El cuento de las comadrejas (2019), es su último largometraje hasta la fecha.

En 2013 hace su debut como director teatral con la adaptación de la obra Parque Lezama, de Herb Gardner y regresa en 2019 con la obra de su autoría Qué hacemos con Walter.

Fue presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina.

(…) Es la historia de cuatro personas históricas del cine: una gran actriz, un actor mediocre, un director y un guionista, que viven juntos y casi desterrados del mundo, en una vieja mansión fuera de la ciudad. En su coexistencia que es bastante tensa, aparecen dos personas jóvenes que reconocen a la gran estrella y le invitan, le incitan, le insisten, le seducen, para volver a ser gloriosa como antes y venderle la casa. Pero en realidad tienen otro plan, un plan más siniestro y aquí comienza el juego del ratón y el gato entre estos cuatro “viejos”, que no son ni tan viejos ni tan tontos, y esta joven pareja.

(…) Además de ser muy entretenida, y tener un humor negro muy particular, mucha emoción también, la película temáticamente aborda temas que a mí me interesan mucho, primero, es un homenaje al cine, al cine clásico: al cine de Billy Wilder, de Lubitsch, de las películas de humor negro del cine inglés de los años cincuenta de los Estudios Ealing. También tiene mucho que ver con un tema que a lo largo de todas mis películas me obsesiona, que es cuando una persona deja de vivir, deja de importar. Y las relaciones de muchos años, las relaciones de toda la vida, esas amistades que forja la vida, esas familias que uno elige, al contrario que en las familias de sangre.

El conflicto entre sentimientos y ambición que se contrapone con los personajes mayores y los jóvenes, es otro de los conflictos principales, es una pelea que se da muy a menudo en este mundo: las emociones y los afectos versus la eficiencia del ganar, del comprar, del vender, esas dos filosofías de vida chocan mucho en la película. Los jóvenes, está pareja, no representan a todos los jóvenes, pero representan esa mentalidad ganadora y nuestros viejos, si bien son viejos bastante cool, son viejos que fueron jóvenes en la década de los sesenta y los setenta, que han vivido de todo. Ellos tienen una visión un poco más romántica de la vida.